WORKSHOP DE INICIACIÓN A LA CATA DE VINO. ESTEBAN DE LA ROSA

 

La Workshop estará impartido por Esteban de la Rosa Sumiller Internacional perteneciente a la Real Academia de Sumilleria y formadores del Curso de Sumiller Internacional. En esta actividad de iniciación a la cata, aprenderás diferentes técnicas y trucos, como observar un vino, interpretar los colores, olerlo y saber a que se deben los aromas que encontramos en la copa, diferenciar los sabores, el tacto, aromas en el retronasal, el uso de las fichas de cata, etc.

Este se realizará a través de un recorrido por las 2 D.O. más importantes de España en la elaboración de vinos tintos como son Rioja y Ribera del Duero.

PRECIO: 20€

Inscripciones: info@villasonora.com


Esteban de la Rosa demuestra que entender de vinos es fácil y pone un ejemplo que todo el mundo entiende, sobre todo las mujeres y los hombres que compran los perfumes. Cuando se compra un perfume lo normal es oler tres diferentes (a partir de 4 ya no distinguimos ninguno), siempre se notarán diferencias de uno a otro, y unos nos gustarán más que otros. Sería muy fácil entender de perfumes si ocurriera lo mismo que con los vinos, que nos dijeran la composición: “cien por cien extracto de amapola”, entonces los perfumes con esa composición nos iban a gustar.

Cuando preparamos una cata:

1.- Ponemos vinos de distintas variedades de uva tanto en blancos, rosados y tintos para escoger que variedades nos gustan más y cual menos.

2.- Ver la diferencia de color de jóvenes de distintas añadas, un joven del año su color tendrá tonos (ribetes) violeta, un joven de 1 año el color violeta se pierde y su color será rojo vivo (brillante), conforme va envejeciendo pasará a rojo más apagado, llegando a tonos marrones y terminando en teja.

3.- En nariz también podemos saber si el vino es más joven o viejo. Un vino tinto del año los aromas son flores rojas y frutas rojas frescas, y un blanco flores blancas y frutas

blancas frescas, (el que el tinto sean rojas y en el blanco sean blancas va con la melanina de la piel de la uva). Un vino joven de 1 año ya no tendrá aromas a flores, serán frutas frescas, y conforme va envejeciendo las frutas serán más maduras llegando a mermeladas y terminando en compota. Por lo cual tanto por la nariz como por el color podemos saber si el vino es más joven o más viejo.

4.- También ponemos vinos de una misma bodega; joven, crianza, reserva, gran reserva y vino de autor para ver las diferencias de unos a otros.

5.-  Por otra parte, abrimos vinos de un mismo tipo de crianzas, reservas y grandes reservas de distintos años, viendo que unas añadas son más fuertes que otras, lo cual nos servirá para elegir el vino adecuado para el plato que vayamos a comer, por ejemplo: Si hacemos una carne al horno, saldrá muy suave, cocida o en salsa, suave pero untuosa, la misma carne a la plancha más fuerte y a la brasa todavía más fuerte, por lo tanto, el vino que va con la carne a la brasa será un vino de sabor fuerte (no de grado alcohólico), lo mismo que el vino adecuado a la carne al horno tiene que ser suave. Si éste lo ponemos con la carne a la brasa será como si tomáramos agua.

NOTA: En las catas abrimos algunos vinos de añadas viejas para ver su evolución y comprobar las diferencias y defectos, si los hubiesen. (El vino es materia viva, lo podemos comparar con un futbolista, con 15 años no está hecho pero con 39 está acabado, podemos deducir que la mejor edad es de 20 a 30 años).