GAELLE MAURELLI

 

Desde hace algunos años estudio maneras originales de representar a lamujer, mas allá de los temas clásicos y de la simbología recurrente en las artes visuales. Se me ha ocurrido una mujer alada, pero no cómo la Victoria, sino que sus alas sean las manos, únicamente. Las manos son el trámite y el símbolo de muchas cosas, entre otras, de la labor humana y de la comunicación. Las manos aladas llegan a ser una sutil interpretación de la dificultad de la mujer en conseguir que su labores como obra y como comunicación, sean percibida como el producto de su fatiga. Las manos son aladas, y parece que lo que llega de las mujeres sea un milagro maravilloso, totalmente desconectado de la realidad. Porque nadie quiere darse cuenta de lo que cuesta, de lo que ha costado. Al darse cuenta lo que cuesta habría que dar un precio justo a su fuerza, a su producto, a su labor. Mejor pensar en sus manos como alas, se hace todo mas ligero, y lo que pesa poco se paga poco. GaëlleGala2017