¿Y si fabricamos unos altavoces?